Una operación no invasiva que corrige la hipertensión

Una operación no invasiva que corrige la hipertensión

Q ue la medicina avanza que es una barbaridad no es novedad. Lo que sí lo es -aunque hablemos de algo que lleva 10 años en fase casi embrionaria- es la forma en que los científicos comienzan a atajar enfermedades tan silenciosas, asesinas y traicioneras como es la hipertensión.

La denervación renal consiste en la desactivación por radiofrecuencia del sistema nervioso simpático renal, reduciendo su actividad y, por consiguiente, la presión arterial.

El método se lleva a cabo de forma multidisciplinar y consiste en introducir un catéter por vía femoral (a través del brazo o la ingle) hasta alcanzar las arterias renales. El catéter emite calor, entre 40 y 50 grados, desactivando una serie de redecillas nerviosas que ocasionan la hipertensión arterial.

La técnica se aplica bajo sedación y monitorización del paciente durante un día de ingreso hospitalario, según informa el Centro Médico Teknon.

Sin embargo, esta técnica no se aplica a todos los pacientes que posean esta dolencia sino a los que la medicación convencional no les hace efecto, o al menos no todo el que debería.

Según datos de la Sociedad Española de Cardiología, se calcula que en España hay 10 millones de personas con hipertensión, de las cuales un millón, el 10% de los hipertensos, tienen hipertensión resistente, es decir, un tipo de hipertensión arterial que no se consigue controlar con los fármacos antihipertensivos.

Comentarios de los lectores

Etiquetas:

Sin comentarios.

Dejar un comentario

*