La “hostia” que no se llevó un concejal comunista de San Vicente

La “hostia” que no se llevó un concejal comunista de San Vicente

J avier Martínez Serra es concejal del ayuntamiento de San Vicente del Raspeig. Forma parte de un grupo anarco-fascista denominado Esquerra Unida

Resulta que el tipo en cuestión se ha convertido en protagonista de una chusca denuncia contra un servidor de la Ley al que acusa de haberle dado una bofetada. Algo así como el ojo que agrede al dedo pero en versión cutrecomunista sanvicentera.

Un “demócrata de toda la vida” que cobra del erario público “por imperativo legal”, de la misma forma que okupa el escaño concejil sanvicentero. Cuando tomó posesión de su cargo usó la siguiente fórmula: “Prometo, por imperativo legal, por mi conciencia y honor cumplir fielmente las obligaciones del cargo de Concejal del Ayuntamiento de San Vicente del Raspeig, con lealtad al Rey, y guardar y hacer guardar la Constitución como norma fundamental del Estado”.

Es decir, exactamente la misma fórmula que usan los etarras cuando se trata de chupar del bote y de tocar poder. Prometo, pero no prometo. Acato , pero no acato. Esa es la calaña de quien ahora acude al juzgado, ofendidísimo, a pedir amparo al Estado en el que no cree y a las autoridades a las que ése y toda la caterva de fascistas que lo acompañaban llevaban una hora insultando.

Los “hechos” ocurrieron durante la violenta manifestación que la franquicia valenciana del Partido Comunista organizó con motivo de la inauguración de la línea del AVE entre Madrid y Alicante. Un pequeño grupo de descerebrados, envueltos en el trapo tricolor que fue bandera de la II República, decidió que eso del AVE era algo malo-malísimo para Alicante porque para abrirle paso habían derruido un viejo silo en ruinas y un tinglado ferroviario de escaso o nulo valor, mucho menor que lo derribado en la cercana Estación de Murcia y por lo que nadie ha dicho esta boca es mía. O casi.

En un momento determinado, al denunciante no se le ocurre otra cosa que acercar su mano varias veces a la placa de uno de los policías que controlaban a las hordas rojas para que no traspasaran la barrera de seguridad. “Se ve pero no se toca”, parece decirle el agente tras varios manotazos mosqueriles a la manaza del concejalillo batasuno que, una y otra vez, se empecinaba en tocarlo mientras el rojerío allí presente se encaraba con los polis con el consabido y manido soniquete de “vosotros, fascistas, sois los terrroristas”.

Tal era (o parecía) el afán de coger el número de placa (físicamente, como se puede observar en el vídeo) que el policía optó por ponerlo a buen recaudo. A fin de cuentas, si lo que querían era conocer su número de placa habían tenido más de una hora para ello. Toda la primera línea de la caterva roja estaba a escasos centímetros del cordón policial y no era, en absoluto, complicado conseguir el número sin montar el ídem.

Esquerra Unida había declinado la invitación que le habían hecho para acudir como “autoridad” al evento. La misma “autoridad” de la que ahora se reviste este espécimen para acusar en falso a un servidor ciudadano de una agresión que no recibió.

Como el vídeo lo dice casi todo (faltan los larguísimos minutos precedentes de insultos y agresiones que yo mismo vi con estos ojicos que la naturaleza tuvo a mal darme) y se presentará como prueba en el juzgado correspondiente para dar la razón a quien la tiene, prefiero no seguir gastando mi tiempo en este delito: en el delito que las leyes denominan “acusación y denuncia falsa”, sin olvidarnos del previo de “agresión a la autoridad”, y es que en una manifa donde un fulano le quiere coger la pechera al policía el delito lo comete el cogedor y no el cogido. Delito perpetrado por quien ahora se arroga la “autoridad” que posee “por imperativo legal”.

FJ Mora

 

Comentarios de los lectores

Etiquetas:

2 Respuestas para “La “hostia” que no se llevó un concejal comunista de San Vicente” Subscribe

  1. Pedro Alicante 29/06/2013 aa 2:18 #

    Yo estuve ahí… Me parece lamentable el comportamiento de estos individuos… No contentos con provocar y lanzar toda clase de objetos a la policía, incriminaban a todos los que estábamos por allí y no queríamos liarla llamándonos fascistas… Pues sinceramente, no se yo quien es más fascista, si el que va a ver una inauguración del Ave o el que intimida a alguien por llevar una bandera de española (echo constatado, hay videos sobre ello…)

    Debido a la mierda de situación que estamos pasando y a un gobierno que no está a la altura, estos parásitos casposos de la sociedad se están creciendo… Si no se lo creen pasen por las universidades y observen los movimientos estudiantiles…

    Un saludo!

  2. lopez-rey 02/07/2013 aa 10:51 #

    Esta es la forma de actuar de los “democratas” de la izquierda, ya que tienen un manual de actuación ante todos y cada uno de los hechos. Visitas de autoridades, inauguraciones, conferencias,etc. etc. Yo presencié en una manifestación de las victimas del terrorismo como abucheaban al Sr. Bono, quien despues denunció que le habian pegado, lo que era rigurosamente incierto ya que yo estaba frente a él aunque mi educación no me permitía abuchearle ni a él ni a ninguna persona, precisamente por eso, por ser persona. Yo supongo que estos manifestantes no tenian un trabajo que realizar, ni una casa en la que hacer algo, claro que quizas ese sea su trabajo y de ello vivan ¡¡Que se vayan a Cuba que allí tendran libertades!!

Dejar un comentario

*