Discapacidad y política

Discapacidad y política

Hoy finaliza la campaña electoral, y de nuevo ninguno de los partidos políticos que presentan candidatura en la Región, se ha acordado de las medidas de accesibilidad que precisan las personas con discapacidad auditiva para su plena participación en la vida política.

Esta falta de accesibilidad constituye un incumplimiento de la normativa estatal, que recoge el derecho a la participación en la vida política y en los procesos electorales de todas las personas con discapacidad, también de aquellas con discapacidad auditiva.

Y la obligación de la administración pública de poner a su disposición los medios y recursos que precisen.

En escasas ocasiones se incorpora a los actos electorales intérprete de lengua de signos, medida que solo alcanza a menos del dos por ciento de las personas sordas.

Sin embargo, nunca se proporciona subtitulado en directo (1), o instalación temporal de bucle magnético (2), medidas que precisan el 98% de las personas con discapacidad auditiva (3), medidas que, incluso, pueden facilitar la participación de toda la población, aunque no tengan reconocida una discapacidad auditiva.

Por todo ello, reclamamos que la próxima campaña, que se inicia en unos pocos días, sea la primera en la que las personas con discapacidad auditiva puedan participar en igualdad de condiciones al resto de los ciudadanos, porque, como cualquier ser humano, las personas con discapacidad auditiva no nos planteamos asistir a eventos en los que no podemos participar. Y no tenemos por qué esperar a decidir acudir a un acto, a que el organizador lo haga accesible, si no que todos los actos deben ser accesibles para decidir acudir al que, como ciudadanos de pleno derecho, se ajuste a nuestros intereses.

José Luis Aedo

Comentarios de los lectores

Sin comentarios.

Dejar un comentario

*