Y pasó el día 20…

El pasado día 5 de enero lancé un ultimátum para que un tal Alejandro Martínez Sastre y otro fulano llamado Bernardino nosequé, me hicieran una de esas propuestas que no se pudieran rechazar para acabar con la puta guerra de mierda que la hijaputacabrona empezó con la aquiescencia y regocijo de estos dos subnormales que nombro, y del cuñao del tal Bernardino, un tal Ambrosio Luis Sastre Mora.

Recuerdo para quien no se acuerde que esa guerra lleva ya varios muertos y «heridos». A saber:

Francisco Sastre Fernández, que la palmó en diciembre de 2013, cuyo óbito abrió la Caja de Pandora.

Agustina Mora Martínez, que la palmó (cachonda ella, hija de rojo) el 18 de julio de 2018, aniversario del Glorioso Alzamiento Nacional.

Antonia María Sastre Mora, conocida en Granada como María Luisa, personaje que se inventó a los 17 años, cuando su esquizofrenia empezó a hacerle estragos a esa cabecica. La palmó escasos meses después de Agustina, con la que llevaba años sin hablarse.

Ambrosio Luis Sastre Mora, alias «El Tejos», alias «El Pantojo», «herido» en el campo de batalla e ingresado en un hospital privado con el diagnóstico de «Derrame cerebral». Es lo que tiene hacer vida licenciosa…

De las siguientes bajas ya iré informando en su momento que, espero, dadas las circunstancias, sea cuanto antes. No vayamos ahora a andar con paños calientes. Por mí, que se mueran de una puta vez y así sigo la guerra con otras más listos, porque de estos cabrones ya me voy aburriendo.

La nueva demanda

Taaanto me voy aburriendo que he dado otro pistoletazo judicial que, como decía «ayer», he presentado demanda para «Rendición de cuentas», porque llevan esos ladrones sin decir esta boca es mía prácticamente desde el 8 de diciembre de 2013, manejando a su antojo mi dinero y disfrutando de mis bienes.

Por algún extraño motivo (no quisiera pensar en que alguien haya prevaricado) ningún juez ni secretario judicial, ni su puta madre, han ordenado nada coherente. Una vez uno de ellos dispuso que se bloquearan ciertas cuentas (otras no, con las que han seguido esos ladrones su ritmo de vida) y otra, se limitaron a mentir descaradamente (como de costumbre) sobre los ingresos que la herencia está dando. Era el año 2015, y hasta la fecha… Ni siquiera juez alguno, a pesar de mis cienes y cienes de requerimientos, ha designado un administrador, que ya hay que ser o inútil o a saber qué…

Extracto, para quien tenga tiempo y ganas, la demanda de rendición de cuentas:

Que en mi acreditada representación, y según expresas instrucciones de mi mandante vengo en formular, en tiempo y forma hábiles DEMANDA DE JUICIO ORDINARIO EN SOLICITUD DE RENDICION DE CUENTAS contra

DON AMBROSIO LUIS SASTRE MORA, mayor de edad, con DNI nº

DON ALEJANDRO MARTINEZ SASTRE, mayor de edad, con DNI nº

DON BERNARDINO MARTINEZ MEDINA, mayor de edad, con DNI nº

COMUNIDAD DE BIENES “HEREDEROS DE FRANCISCO SASTRE FERNANDEZ”, con CIF E-(…) y domicilio en C/ Pio XII nº 8 de Lorca (Murcia).

Y todo ello con base y fundamento en los siguientes y verídicos

HECHOS

PRIMERO.-Mi mandante y los hoy demandados son herederos de Don Francisco Sastre Fernández, tal y como acreditamos con el doc. nº1 (declaración de herederos abintestato). Es de precisar que Alejandro Martínez Sastre y Bernardino Martínez Medina son hijo y viudo, respectivamente, de DOÑA ANTONIA MARIA SASTRE MORA, a la sazón hermana del querellante y de D. Ambrosio Luis Sastre Mora, el otro demandado. A tal efecto, aportamos como doc. nº2 declaración de herederos de esta última.

Tras el fallecimiento del padre de mi mandante, y a fin de que los hermanos, a espaldas del mismo (a día de hoy mi mandante no ha recibido nada de la herencia por parte de los demandados, ni siquiera provisionalmente) y únicamente en beneficio de ellos, la hoy fallecida ANTONIA MARÍA SASTRE MORA, instó el 13 de enero de 2014 DECLARACIÓN DE HEREDEROS ABINTESTATO (doc. nº1 ya aportado) ante el [todavía] notario de Lorca Sebastián Fernández Rabal.

La protocolización del documento de declaración de herederos abintestato no fue comunicada nunca a mi mandante, siendo que el mismo instó, el 15 de abril de 2014, cuando entendió que el plazo para ello caducaba, una declaración de herederos que resultó anulada puesto que ya existía la instada por Antonia María Sastre Mora (doc. nº3). Así le fue comunicado el 28 de abril de 2014 a mi mandante por la notaría de D. Vicente Gil Olcina, vía email (doc. nº4),

Entre la hoy fallecida ANTONIA MARÍA SASTRE MORA y su hermano, AMBROSIO LUIS SASTRE MORA, una vez efectuada la declaración de herederos ante notario, acordaron la solicitud de un CIF PROVISONAL de HERENCIA YACENTE, solicitando su alta el 17 de enero de 2014 en la AEAT de Lorca, dicha solicitud (modelo 036 y acuerdo de voluntades). Dicha documentación forma parte del doc. nº5, páginas 4 a 12 y 22 respectivamente.

SEGUNDO.-El codemandado AMBROSIO LUIS SASTRE MORA presenta el 27 de diciembre de 2017 para su alta y legalización, ante la OFICINA LIQUIDADORA de la Hacienda Regional Murciana, documento de creación de una COMUNIDAD DE BIENES cuyo fin sería la administración de la masa hereditaria (doc. nº 6).

El 27 de marzo de 2018, AMBROSIO LUIS SASTRE MORA solicita -vía telemática, como representante que dice ser de la Herencia Yacente- a la AEAT que el CIF PROVISIONAL de la HERENCIA YACENTE PASE A SER DEFINITIVO, pero no como herencia yacente sino como COMUNIDAD DE BIENES, otorgando la AEAT el mismo CIF -ahora definitivo- de la Herencia Yacente a la “nueva” Comunidad de Bienes, doc. nº7.

Debemos hacer hincapié en que la fecha que aparece en dicha Comunidad de Bienes (donde, de nuevo, aparece la firma falsificada de mi mandante y querellante) extraña y curiosamente, es exactamente la misma que la fecha de sellado y, por tanto, solicitud del CIF PROVISIONAL de Herencia Yacente (17 de enero de 2014).

Queda sobradamente acreditado que la administración de la masa hereditaria ha estado, desde un inicio, en manos de D. Ambrosio y Dña. Antonia María y, tras la muerte de esta, la ostentarían también su hijo y su ex marido, los otros codemandados.

TERCERO.- Es lo cierto que hasta la fecha no se ha procedido a llevar a cabo la escritura de adjudicación de herencia, como consecuencia de determinadas desavenencias que vienen manteniendo las partes litigantes, y ello a pesar de los intentos de mi mandante de no llegar a estos extremos, promoviendo, además de acuerdos extrajudiciales a través de diferentes “hombres buenos”, actas de requerimiento notarial (que aportamos como doc. 8 y 9) las cuales ni siquiera fueron contestadas por los hoy demandados, lo que hace sospechar que la administración del caudal hereditario no es todo lo efectiva que debiere. Y empezó varios años antes del fallecimiento de D. FRANCISCO SASTRE FERNÁNDEZ, con desastrosas consecuencias (…)

A.- Existe al menos una modificación del contrato de arrendamiento suscrito en julio de 2002 entre el causante e IBERMUTUAMUR, MUTUA DE ACCIDENTES DE TRABAJO nº 274, realizada una de ellas en 2009, cuatro años y medio antes de la muerte del causante y NUEVE AÑOS antes del fallecimiento de la madre de mi mandante.

Hacer constar que los ingresos mensuales de dicho arrendamiento, en 2013, eran de CUATRO MIL QUINIENTOS CUARENTA Y UN EUROS MENSUALES (4.541 €), IVA INCLUIDO, DE LOS QUE MI MANDANTE NO HA RECIBIDO NADA EN CASI SIETE AÑOS DESDE EL FALLECIMIENTO DEL CAUSANTE.

B.- En virtud del documento 1 (Declaración de Herederos), la antedicha ANTONIA MARÍA SASTRE MORA se erige en administradora de la herencia, hecho del que mi representado tuvo conocimiento por el letrado de Águilas D. José María Meseguer Zaragoza en respuesta al burofax enviado por el hoy demandante a la cliente de dicho letrado, la titular de la academia Rosie´s English Institute, entonces arrendataria de un local propiedad de la herencia de D. Francisco Sastre Fernández. En dicho burofax (documento nº 10) solicitaba mi mandante información acerca del contrato suscrito entre dicha señora y el causante, para cuya respuesta el letrado Meseguer Zaragoza, en representación de la arrendataria, le niega la información y lo remite a “la administradora de la herencia”, que aportamos como documento nº 11.

C.- El causante de la herencia, D. Francisco Sastre Fernández, tenía participaciones, hasta donde conoce mi mandante, en las mercantiles PROMEUR, MARTÍN CARRILLO Y OTROS, PROCAROSAD, PROMOCIONES CARAVACA, ASESORÍA SASTRE C.B., sobre las cuales, a día de hoy mi mandante no conoce absolutamente nada de ellas, a pesar de los continuos requerimientos efectuados: no sabemos si han dado beneficios ni quien los ha recibido, pérdidas, estado contable de las mismas, etc. Lógicamente, de ello deben dar buena cuenta los demandados.

D.- Para poner fin a la cantidad de actos en perjuicio de mi mandante, no ha quedado más remedio que interponer querella contra los ahora demandados por falsificación de firma y usurpación de identidad, pues los hoy demandados, falsificando la firma de mi mandante en hasta 3 ocasiones, han solicitado un CIF de Herencia Yacente y posterior Comunidad de Bienes para controlar, a su antojo, el caudal relicto. Aportamos como doc. nº12 copia de la querella presentada y justificante de presentación

E.- No solo lo anterior, sino que, como consecuencia de la nefasta administración realizada durante este tiempo por los codemandados, la AEAT prosigue determinados procedimientos de apremio, por deudas que deberían haber satisfecho los autonombrados administradores de la herencia, sin que a día de hoy hayan hecho nada al respecto (a salvo, lógicamente, de disfrutar de un cuantioso patrimonio sin dar cuentas a nadie, y en perjuicio de mi mandante, el cual no ha recibido a día de hoy nada de ellos). Aportamos como docs. 13 a 16 documentos sobre compensación de oficio realizada por la AEAT y como doc. nº17 Diligencia de embargo, por existencia de deudas.

F.- De la existencia de sociedades mi mandante se entera por los certificados que entregó Josefa Salinas Maturana (cuñada de Martín Carrillo, socia y administrativa de la oficina donde se llevan esas sociedades, oficina y sueldo que, según le aseveran al Sr. Mora Sastre, le está pagando, entre otros, mi mandante en su porcentaje, todos los meses) donde constan los porcentajes de participación del causante. De todo ello, se dará debida constancia en el momento procesal oportuno.

G.- Sobre la donación de la finca de Aguaderas (incluida en el inventario aportado a esta demanda) efectuada en mayo de 2006, ésta no solo fue abandonada a su suerte por los dos hermanos Sastre Mora (a espaldas de mi mandante, lógicamente), causando la ruina del cultivo de almendros y ciruelos, de las dos viviendas que en ella existen y del almacén de aperos, sino que hoy luce llena de hierbajos y los miles de árboles arrancados y desaparecidos, así como el sistema de riego destrozado. Aportamos como doc. nº18 histórico de fotografías del mentado inmueble, donde se puede comprobar el estado de conservación anteriormente mencionado

De esa donación, ninguno de los familiares informó al demandante a pesar de la importancia y trascendencia que tenía y que, de hecho, así lo entendieron los donantes cuando exigieron que constara (sin ser obligado puesto que lo es por ley) que LA DONACIÓN TENÍA CARÁCTER COLACIONABLE, en clarísima referencia a mi mandante, quien se enteró, años después, por la calle, por el comentario de un corredor de fincas amigo. Por ello, solicitó en el acto al Registro de la Propiedad de Lorca (entonces el número Dos) una nota simple informativa.

En “conversación” de Whatsapp con el hoy codemandado AMBROSIO LUIS SASTRE MORA, el demandante le echa en cara esa actitud de oscurantismo, así como que lo hicieron “aprovechando que tu padre estaba gagá”. No lo niega el codemandado. Ya antes, el Sr. Sastre Fernández había dado signos de demencia (…)

De hecho, unos años antes de un ictus que sufrió abandonó, sin más y sin motivo aparente, sus obligaciones de trabajo, causando, entre otros, el desbordamiento superior de agua en el embalse de Aguaderas que hubo de ser abortado y el embalse reparado, y ampliado el grosor de sus paredes, por el demandante, evitando una catástrofe más que segura de haber terminado de reventar.

Prácticamente igual ocurre con la finca de Tébar (también incluida en el inventario). Hoy “luce” la casa en ruinas, los almendros prácticamente secos y abandonados y la hierba creciendo entre ellos por no haberlos labrado en años. Aportamos como doc. nº19 histórico de fotografías a tal efecto.

El local de la alameda de los Tristes (igualmente incluido en el inventario), que es propiedad de los herederos al 50% proindiviso con los herederos de Martín Carrillo, está en unas condiciones lamentables.

H.- No es la primera vez que se ocultan compras o ventas. En 2004, el codemandado BERNARDINO MARTÍNEZ MEDINA adquiere, junto a la fallecida ANTONIA MARÍA SASTRE MORA, un piso en Granada del que a nadie dieron cuenta, piso que fue descubierto por el demandante al solicitar NOTA DE LOCALIZACIÓN DE BIENES INMUEBLES al Registro de la Propiedad con posterioridad al fallecimiento del causante Sr. Sastre Fernández. De hecho, nadie de la familia, ni amigos, supo hasta hoy la existencia de dicho piso, sito en la calle Martínez de la Rosa, esquina Plaza de Einstein. El codemandado AMBROSIO LUIS SASTRE MORA fue informado telefónicamente de tal hecho por el hoy demandante confirmándole aquél que no tenía conocimiento de lo que le estaba diciendo.

I.- Fruto de la administración realizada por ANTONIA MARÍA SASTRE MORA y AMBROSIO LUIS SASTRE MORA desde años antes de fallecer el causante, el ahora demandante se encontró con graves problemas con el Banco Sabadell, entre otros, para conseguir los extractos de cuentas del causante, que le fueron reiteradamente denegados primero y ocultados en parte con posterioridad, descubriendo extrañísimos movimientos de capital y, sobre todo, decenas de embargos de las administraciones públicas por no haber cumplido con la obligación, entre otras muchas, del pago del IBI en los años previos al fallecimiento del Sr. Sastre Fernández. Aportamos como doc. nº20 recibos de luz a nombre del fallecido y causante e impagados por los administradores de la herencia

De los extractos de cuentas pudo descubrir múltiples transferencias del Banco Popular a, entre otros bancos, Caixa Cataluña. Una, muy curiosa, ascendía a unos 6.000 euros un 7 de diciembre, festividad de San Ambrosio de Milán. Caixa Cataluña nunca le dio explicación alguna de quién era el receptor del dinero. Lo que parece claro es que esas transferencias o se hacían a espaldas de su padre o por él sin saber lo que hacía, dado su estado mental. La prueba de ese estado es la denuncia que el empleado del Popular D. P. R. interpuso contra él por agresión y lesiones.

Cuando el demandante, en agosto de 2014, hubo de abandonar su trabajo y vivienda en Valencia y trasladarse a Lorca a intentar investigar y solucionar lo referente a la herencia, se encontró con que la “administradora” no había pagado un solo recibo de electricidad del chalé de alameda Rafael Méndez, nº6, desde que falleció el causante en diciembre anterior, recibos que hubo de pagar mi mandante a pesar de que ya no tenía prácticamente ingresos y, por tanto, su economía no permitía gastos extra.

Incluso dieron lugar al corte de electricidad en los dos pisos de Águilas, por falta de pago.

Tampoco habían pagado, en años, los recibos de gas natural que EDP seguía intentando cobrar en dicha vivienda. En aquel momento debían cerca de 6.000 euros a dicha empresa.

El agua estaba cortada en la antedicha vivienda por falta de pago en aquella fecha de agosto de 2014 y, a pesar de los requerimientos previos al respecto al hoy codemandado AMBROSIO LUIS SASTRE MORA, en evitación de esa eventualidad, nada hizo. Durante más de un año, el demandante, que no tuvo otro remedio que refugiarse en esa casa por estar el resto o en una ruina aún mayor u ocupadas por los demandados o por inquilinos, estuvo viviendo sin suministro de agua por no poder hacer frente a la deuda con Aguas de Lorca y no hacerlo la “administradora” ni el codemandado AMBROSIO LUIS SASTRE MORA.

Los “administradores”, a pesar de disponer de todo el dinero de los ingresos por alquileres y de lo que rentaba la asesoría familiar, dejaron de pagar, como así hicieron (y siguen haciendo) con pagos de gastos de comunidades de propietarios que a día de hoy siguen sin liquidar.

A la vista de todo ello, es por lo que debe ejercitarse la correspondiente acción, que tenga como finalidad la rendición de cuentas de los demandados, a fin de que justifiquen, en calidad de administradores (dos de ellos por ser herederos de la original administradora) qué es lo que han hecho con el caudal relicto.

En su virtud,

SUPLICO AL JUZGADO.-Tenga por presentado este escrito con el poder –cuya devolución reitero, con sus documentos y copias, se sirva admitirlo, por interpuesta demanda en ejercicio de acción de rendición de cuentas y reembolso a la masa hereditaria del resultado de las mismas frente a DON AMBROSIO SASTRE MORA, ALEJANDRO MARTINEZ SASTRE Y BERNARDINO MARTINEZ MEDINA, cuyas circunstancias personales obran en Autos, y en su virtud y previos los trámites legales pertinentes estime nuestras pretensiones, dictando justa resolución por la que se condene a los codemandados a rendir cuentas del bien que detenta perteneciente al caudal relicto de la herencia de D. Francisco Sastre Fernández, dando cuenta y razón del estado material del patrimonio hereditario, tanto mobiliario como inmobiliario, restituyendo a la masa hereditaria las ganancias obtenidas como consecuencia de dicha explotación, y todo ello con expresa imposición de las costas a la parte demandada.

Es Justicia, Lorca, a 18 de enero del año dos mil veintiuno.

Y dicho y hecho lo cual, hasta aquí los «hombres buenos» para pasar a los «hombres de negro», que es lo que han elegido voluntariamente y, además, merecen. Ahora, ellos y quienes los han ido amparando, que vayan aguantando su vela, porque tela hay…

Con todo mi cariño a los Pantojos.

Francisco José Mora Sastre

Sin comentarios.

Dejar un comentario